Normalmente detrás de un proyecto hay un proceso de trabajo desde el concepto o idea hasta el resultado final pasando por el bocetaje, vectorización, color, sombras y otros procesos de creación.

El trabajo de La Mina ha sido un encargo para la portada del libro con el mismo nombre. El concepto fue aportado por el editor del libro y consistía en dos personajes, un hombre con cabeza de serpiente que se come la cabeza de la mujer y ésta tiene la parte inferior del cuerpo de serpiente.

A partir de ahí comenzamos con la búsqueda de documentación del proyecto, como es una serpiente, que características tiene y, en este caso, como vamos a simplificar la imagen realista de esa serpiente en un dibujo vectorial, que es el estilo que le vamos a dar a este diseño.

Tenemos que elegir el tipo de ilustración que vamos a realizar, en este caso he decidido comenzar la ilustración en vectorial y después pasarla a photoshop para darle un carácter menos plano.

Seguimos con la parte de bocetos para dar forma a la idea. En este caso comencé haciéndolos a mano ya que siempre me resulta más fácil para idear la composición y, una vez la tenía clara, lo realicé con la tableta gráfica.

Bocetos realizados para La Mina

Estos serían algunos de los bocetos realizados para el proyecto donde llegamos al boceto final (parte derecha de la imagen) que he realizado con la tableta gráfica.

A partir de ahí ya podemos empezar a trabajar en vectorial, cuanto mejor sea el boceto menos cambios tendremos que realizar a posteriori.

En el vectorial ya voy creando las formas principales de la ilustración final.

Una vez he realizado la vectorización elijo una paleta de color. Para ello podemos utilizar herramientas como Adobe Color CC que es muy útil para ir confeccionando nuestras propias paletas de colores o elegir alguna que haya creado algún usuario.

En este caso elegí 4 colores básicos que iban a predominar en la ilustración vectorial.

Antes de pasar la ilustración a photoshop y darle sombras e iluminaciones añado algunos detalles en vectorial, como las sombras del pelo y la cara para ir creando las diferentes dimensiones y quitarle el carácter plano. En este caso también he creado un patrón para la cola de la serpiente y he corregido algunos detalles como la nariz de la chica.

Esta es la ilustración vectorizada y como se puede observar con las sombras hemos creado volúmenes en el pelo, el cuello de la chica, la boca de la serpiente o el cuerpo.

Ya estaría lista para pasar a photoshop si le queremos dar más sombras o texturas. En este caso quería darle un toque más sombrío y con más detalles aunque ésta podría ser una ilustración terminada.

En Photoshop tenemos la ilustración separada por capas y podemos ir añadiendo sombreado e iluminaciones. En este caso también he añadido un fondo oscuro para resaltar el motivo principal y textura a la cabeza de la serpiente.

Quería darle un carácter más sombrío o con unos colores más oscuros y apagados que la ilustración original, así que fui aplicando diferentes filtros para conseguir este efecto.

Al final obtuve dos ilustraciones que me gustaban: una con los colores iniciales que había elegido y, a la otra ilustración, le apliqué un mapa de degradado con el que conseguí este efecto donde resalta mucho más la figura femenina y los ojos de la serpiente y deja en un segundo plano el cuerpo del hombre.

Como las dos ilustraciones me gustaban pruebo a insertar los textos para  ver el efecto con cada una y así poder elegir la ilustración final

Finalmente la opción con el fondo rojo es la que más me gusta para ilustrar esta portada por su carácter sombrío, más acorde con el motivo y el concepto. 

Como podemos ver éste es uno de los varios procesos de trabajo que utilizo para crear una imagen gráfica. En este caso he querido quitarle el carácter vectorial y dotarlo de más detalles y sombras.

Espero que os haya gustado el proceso de creación y el resultado final del proyecto.